Inicio - Ibericos Fabeiro
390
home,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-390,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Nuestro Producto

Designado Embajador Mundial del Jamón Ibérico por la Academia Internacional de Gastronomía, este abulense considerado como “el más prestigioso cortador de jamón del mundo”, es capaz de sintetizar toda la magia y la fuerza de nuestra tierra en cada loncha que sale de su cuchillo alcanzando la quintaesencia del gusto.

Cortar Ibérico es para Florencio Sanchidrián arte y oficio. A lo largo de su corte se suceden los recuerdos a almendra, a dehesa, a montanera, a naturaleza, a campo, a libertad, en suma.

“Cuando reina la calidad y el buen hacer de un producto es importante, pero lograr la satisfacción de los clientes es vital…FABEIRO ALTA CALIDAD”

                                                                              Florencio Sanchidrián

a

Una empresa con historia

Hace 28 años se gesto un proyecto que comenzó con la ilusión de dos hermanos por surtir a la hostelería de Madrid de los mejores productos del mercado. Esa ilusión se ha transformado en una empresa vital y con ganas de crecer de manera sostenible y con un compromiso por encima de todos, LA CALIDAD, tanto en el producto, como en el servicio a nuestros clientes.

Queremos seguir evolucionando e innovado con nuestra red comercial como bandera de empresa, pero sin perder la esencia y la tradición que nos une a la creación de un producto que es historia viva de nuestra tierra…El Jamón Ibérico de Bellota.

Últimas noticias

Descubre la actualidad del sector y de Fabeiro

Consejo del mes

COMO SACARLE, DE MANERA SENCILLA, RENDIMIENTO A UN JAMÓN.

Siempre tenemos que distinguir entre el consumo privado para casa y el de hostelería. Y también, en ambos casos, la rapidez en el consumo del producto.

Hablemos primeramente para un consumo particular. Si el jamón se va consumir rápido, siempre empezar por la maza (para ello tendremos que colocar el jamón con la pezuña hacia arriba, mirando hacia nosotros), al terminar la maza y la punta del jamón (zona que sigue a la maza y que termina en la curva típica del jamón), le daremos la vuelta para cortar en la contramaza o babilla (esta parte suele ser menos jugosa y tiende a secarse antes). Si el consumo fuese más espaciado, proceder justo al revés.

En hostelería haremos exactamente igual, dependiendo del consumo que tengamos.

Si el jamón se va a consumir en un día o en un par de días, es aconsejable retirar toda la corteza y dejarlo lo más limpio posible. Debemos recordar que el estándar en una loncha bien cortado son unos 4 centímetros, lo que equivale a unos 4gr y debe de tener más o menos un centímetro de tocino al lateral.

Si el consumo va a ser más espaciado, debemos limpiar unos 4 dedos verticales el jamón de corteza y empezarlo de arriba hacia abajo y seguir limpiando según vayamos bajando.